lunes, 30 de junio de 2008

NUNCA SE SABE

Hoy nos tocó realizarnos los últimos estudios antes del ICSI. Supuestamente, porque siempre nos salen con algo más. Así que fuimos los dos, muy temprano al INPER. Él para una Postcapacitación espermática, yo para una Prueba de transferencia y ultrasonido. Todo bien, aunque no había mucho que pudiera salir mal. Como sea, me siento bien porque cada pasito nos acerca.
Ahí, en la sala de espera de los ultrasonidos, conocí a alguien que quedó embarazada hace un mes en su primer ICSI. Por supuesto me dió esperanza, además de la emoción que me dá cada vez que alguien que la ha luchado lo logra. Ella iba esperando que en éste ultrasonido le dijeran cuántos habían logrado implantarse ya que le transfirieron 4 embriones, y como élla tuvo turno antes que yo, logré enterarme también: son 2 !
Así que con todo y la incomodidad de lo que me hicieron a mí, logré dibujar una sonrisa de satisfacción y esperanza que me duró todo el día. Ahora llego a casa, y prendo la compu esperando el positivo de una amiga del foro. Me encuentro con su negativo. Está visto que en ésto de la infertilidad nunca se sabe.
Terminó siendo un día de altibajos. Claro, siempre habrá un mañana y una nueva oportunidad de intentarlo, y siempre habrá nuevas buenas noticias que nos alegren los días, aún después de algunas malas...

3 comentarios:

Xochitl.. dijo...

Amiga cuando leí tu post me inaginé que hablabas de Elia, corri al foro y si, ahi estaba su negativo, que impotencia que da cuando ya llevas mucho tiempo "conociendo" a las personas.
Pero tambien es cierto lo que dices, siempre habrá noticiias buenas aun en las malas, tu no pierdas la esperanza y sigue con tu fe puesta en Dios.
Un beso

Sandra, Nahuel y Nico dijo...

Lamentablemente es así, yo últimamente me pongo muy mal con los negativos de las chicas, vivís con ellas el tratamiento, la espera de la beta y cuando leo un negativo te juro que salgo y vuelvo a entrar al rato para decirles algo, en el momento me siento muy mal, pero es así. Igualmente tratá de encarar este nuevo tratamiento con mucho optimismo y fuerza, dicen que es muy importante, cuando buscaba a Nahuel, quedé embarazada en la 3er. iiu, siempre estaba mal, bajoneada, rezándole a todos los santos, muy estresada, pero en el último tratamiento con ayuda de una psicóloga especialista en fertilidad, creo que logré relajarme y quizás ya era mi momento, y bueno hoy ya tiene 6 años, y el chiquito, el que vino solito, tiene casi 3 añitos. Mucha fuerza y a seguir luchando que el premio es maravilloso. Cariños

Jess dijo...

Si, Edith. Yo los vivo muy míos, tanto los positivos como los negativos. Pero el ánimo y las fuerzas nunca se deben de perder.

Sandra, yo trato de estar tranquila porque sé que las cosas son como tú dices, en su momento. Qué maravilla que tengas ésos dos preciosos contigo, y que yo pueda contar con amigas como ustedes.

Besos,

 
Tree Hearts Blogger Template